El Concepto

NUESTRA HISTORIA

Nuestra historia comienza en 2004, momento en que se abre en Madrid Poncelet, un establecimiento especializado en quesos artesanos de pequeños elaboradores nacionales y europeos. Es en 2011 donde Yolanda Segura, fundadora de Poncelet, decide seguir expandiendo la cultura del queso, esta vez a través de nuestro Cheesebar, asegurando que este es un lugar donde compartir toda nuestra experiencia y la de nuestros elaboradores, y donde explorar junto a todos vosotros las posibilidades gastronómicas de este maravilloso producto que es el queso artesano.

EL CONCEPTO

La apertura de Poncelet Cheesebar supone una evolución natural en el proyecto empresarial de Poncelet, en línea con la filosofía que ha guiado a la compañía desde sus orígenes: difundir la cultura del queso artesano, buscando siempre la excelencia en todos los productos y servicios que ofertamos a nuestros clientes.

EL CONCEPTO

La apertura de Poncelet Cheesebar supone una evolución natural en el proyecto empresarial de Poncelet, en línea con la filosofía que ha guiado a la compañía desde sus orígenes: difundir la cultura del queso artesano, buscando siempre la excelencia en todos los productos y servicios que ofertamos a nuestros clientes.

LA LABOR DE AFINAR

Presentamos con orgullo un producto nuevo e innovador.

Es en 2009 cuando damos un paso fundamental en nuestra trayectoria inaugurando nuestro Centro Afinador. Unas instalaciones equipadas con las últimas tecnologías y personal altamente cualificado, en el cual desarrollamos desde entonces una profesión centenaria en otros países europeos pero de la que somos pioneros en España.

El oficio de afinador comienza en los valles y granjas donde los ganaderos sacan a sus animales a pastar, localizar a dichos ganaderos y a los elaboradores que hacen quesos con su leche, es la primera fase de nuestra labor.

Probando sus quesos, estableciendo una relación con ellos que va mucho más allá de lo comercial, para después adquirir sus quesos a una edad temprana y madurarlos en nuestras instalaciones.

Donde, además de controlar metódicamente temperatura, humedad, calidad del aire, et., nuestros profesionales aplican los procesos mecánicos necesarios para que los quesos alcancen su punto óptimo de maduración.

Probando sus quesos, estableciendo una relación con ellos que va mucho más allá de lo comercial, para después adquirir sus quesos a una edad temprana y madurarlos en nuestras instalaciones.

Donde, además de controlar metódicamente temperatura, humedad, calidad del aire, et., nuestros profesionales aplican los procesos mecánicos necesarios para que los quesos alcancen su punto óptimo de maduración.

´´

Estamos en constante búsqueda de la excelencia en la calidad

de todos nuestros productos y en el servicio a nuestros clientes.